fbpx

Empresas piden un tercer idioma

Empresas piden un tercer idioma

Como lo hemos comentado en repetidas ocasiones, el hablar un segundo idioma siempre abrirá muchas puertas que toquemos. Hablar y escribir inglés es algo que se ha convertido en un requisito forzoso para aspirar a un nuevo puesto de trabajo en una empresa grande, sobre todo si son transnacionales. Pero en los últimos años, muchas compañías han decidido dejar de lado eso y han dado un paso más, ya que exigen la añadidura de un tercer idioma, lo cual genera un valor adicional a la capacidad del empleado. No cabe duda que el inglés es imprescindible debido que su uso en presentaciones, negociaciones y hasta para entablar conversaciones está siendo cada vez más demandado; pero hay que tener en cuenta que la fluidez con la que se dialogue y el vocabulario. No es suficiente con hablar, sino proyectar seguridad.

La globalización y las nuevas tecnologías juegan un papel muy importante para llegar a estas decisiones, por ejemplo: según una encuesta realizada, los directores empresariales se encuentran con un problema en el que sus empleados presentan dificultades con la extensión del uso del correo para manejar comunicación con colegas, clientes y proveedores, es por esto que se ha hecho un énfasis en las exigencias con la relación de la capacidad de escribir en un segundo o inclusive, tercer idioma.

La integración de la comunidad Europea es uno de los principales motivos de exigencia del dominio de más de 2 idiomas, considerada como una especie de mentalidad abierta por parte de los grandes empresarios. Inclusive, este tercer idioma tiene mayor exigencia en los países en los que el inglés no es hablado por sus habitantes; como en muchos lados, se considera una falta de respeto si no se llega a hacer un esfuerzo por hablar el idioma local. A todo esto, el nivel que se requiere para este tercer idioma no es tan alto como el que se exige para el inglés. Esto último no se puede aplicar para todos los casos, aquí hay una excepción: que el trabajo exija trato directo con clientes o algún tipo de representante públicos locales.

La gran mayoría de las escuelas de negocios a nivel mundial tienen conciencia de todas estas exigencias por parte de los empresarios. Con el objetivo de pasar por un nativo, muchas de estas escuelas se concentran y dedican un importante esfuerzo a que sus alumnos tengan un aprendizaje diversificado, no solamente en el inglés.

El mercado laboral ya pide a gritos un tercer idioma a pesar de que en muchos países aun no son tan sofisticados, es por eso que el candidato o empleado que adquiere este tercer idioma, se le da mayor consideración a la hora de tomar alguna decisión o al ocupar un puesto.