• Home
  • Blog
  • Tus peores enemigos “Los quita tiempos”. Cómo vencerlos

Tus peores enemigos “Los quita tiempos”. Cómo vencerlos

Una de las frases más famosas en el mundo de los negocios es "El tiempo es dinero" y aun cuando en algunas ocasiones pueda sonar algo exagerado la realidad es que es completamente cierto, la manera en que ocupamos nuestro tiempo puede determinar nuestro éxito o fracaso en determinado proyecto o parte de nuestra vida, por lo cual es muy importante saber cuáles son esos pequeños detalles en los que podemos evitar perder el tiempo, sobre todo si hablamos del tiempo que ocupamos en la oficina.

Algunos de los "quita tiempos" más comunes a la hora de trabajar son los siguientes:

  • Interrupciones telefónicas
  • Visitas inesperadas
  • Correos electrónicos poco trascendentes
  • Las redes sociales
  • Surgimiento de tareas poco importantes pero “muy urgentes”

Las causas de que surjan estos y demás distractores obedecen principalmente a:

  • Delegación poco efectiva
  • Desorganización personal
  • Falta de autodisciplina
  • Falta de objetivos en el plan de trabajo

Por eso te damos algunos de estos consejos para hacer tus días más efectivos:

  • 1) Primero comienza por identificar a diario y por un periodo corto de tiempo cuáles son tus "quita tiempos" más recurrentes.
  • 2) Pon tu celular a una distancia considerable para que así no tengas que distraerte tanto con él, pasa al menos una hora alejado del mismo.
  • 3) Si te gusta y puedes hacerlo: ponte tus audífonos, la música ayuda a concentrarte e inmediatamente mandará a tus colegas el mensaje de "no me molestes"
  • 4) Organización en el trabajo: dale un grado de prioridad a tus actividades; ponles límite de tiempo o un horario establecido; calendarízalos; inclusive aquellos que aun no son un hecho, antes de salir, deja bien ordenada tu oficina y no te vayas sin planear lo que harás el día de mañana.

Sabemos que es imposible planear lo que pasará el día siguiente pero en la medida en que nos mostremos mejor organizados para el trabajo diario ocuparemos mejor nuestro tiempo y si ocupamos mejor nuestro tiempo a la larga esto redundará en una en una mayor productividad que se verá reflejado en nuestro bolsillo, nuestra salud y nuestro bienestar.